Stone Italiana.
Nació en Verona en 1979 y es una de las empresas más avanzadas en la producción de cuarzo recompuesto.

Ha reinventado cualidades que se encuentran en la naturaleza, como la singularidad, la irrepetibilidad y la variedad sin tener la presunción de querer imitar la naturaleza, pero superarla con productos que mejoran el rendimiento, para un mercado cada vez más exigente.