Donde comienza y termina nuestro día...

Al despertar, este ambiente será quien te reciba, por lo cuál es de suma importancia encontrar el equilibrio entre lo sutil, lo armonioso y lo funcional. Debe involucrarse con el día y la noche.